Alternativas de financiación para pequeñas empresas

Si usted está preocupado acerca de cómo asegurar la financiación para su pequeña empresa, siga leyendo. La mitad de la batalla es saber dónde buscar.

¿Debo conseguir un préstamo bancario?

Si tiene un historial crediticio sólido y un plan de negocios completo en ejecución, o si ha estado operando durante un cierto tiempo y ha documentado ingresos, el financiamiento bancario o un préstamo tradicional podría ser una opción asequible. Los prestamistas sugieren que los dueños de empresas en primer lugar envíen una solicitud a un banco con el cual tengan una relación establecida, o que le pidan a un contador o abogado con experiencia para que contacte a un banco en su nombre para presentar una propuesta.

¿Pero qué pasa con el resto de nosotros?

Si su empresa aún se encuentra en la fase de inicio o todavía tiene que producir más ingresos, es posible que sea difícil obtener un préstamo de un prestamista tradicional. Debido a la actual crisis crediticia, incluso a los solicitantes cuyos negocios están en marcha y funcionando se les puede negar un préstamo, especialmente si no tienen un historial crediticio sólido. En estos casos, su mejor apuesta es una fuente alternativa de crédito, tal como una organización de microfinanzas como Acción el cual tiene en cuenta cosas como el carácter. Otras posibilidades incluyen las cooperativas de crédito y las empresas de capital de riesgo.

¿Debo cargarlo simplemente a mi tarjeta?

Con frecuencia, los bancos animan a los solicitantes a quienes se les ha rechazado el crédito tradicional a que utilicen en su lugar las tarjetas de crédito para pequeñas empresas. Sin embargo, siempre debe utilizar las tarjetas de crédito con precaución, pues las tasas de interés suelen ser mayores que los préstamos a plazo y los cargos ocultos son comunes.

Ready to Grow?

Signup for our newsletter to receive business tips, tricks and strategies delivered straight to you.

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.