Estamos en su vecindario.

Si busca un prestamista que se tome el tiempo para llegar a conocer las fortalezas únicas y oportunidades de su empresa, Acción es una buena opción para usted.
 
Nos hemos asociado con empresas de diversos sectores y tamaños, pero todas tienen una cosa en común: la motivación para crecer. Las siguientes son sólo algunas de las empresas que se han asociado con Acción.

 

Historias de éxito

"Acción me ayudó a comprar más Inventario"
 
Bertha Cerda ha vendido mercancías desde que tenía 14 años de edad. Fue natural que al llegar a la adultez, comenzaría su propio negocio. Creó Beta Crafts— un puesto en un mercado de pulgas de Denver donde vende artesanías típicas de su país natal, Ecuador. También vende flores de temporada, dirige una organización sin fines de lucro de saneamiento y agua que beneficia a áreas rurales de Ecuador, y es estudiante de una maestría a tiempo completo. Poco después de la apertura, Bertha buscó maneras de hacer crecer su negocio. "Gracias a los préstamos de Acción, he podido comprar más inventario", dice. Al ser una florista experimentada, le gustaría abrir una floristería con la ayuda de Acción. "Una vez que el árbol crece", dice Bertha, "puede dar sus frutos. Frutos que no son sólo para mí, sino también para otras personas".
 
 
"Acción me proporcionó una ampliación del préstamo"
 
Perdí a mi madre a la edad de catorce años y tuve que cuidar a mi hermana mientras que nuestro padre trabajaba. Me convertí en el primero en mi familia en obtener una educación universitaria, al obtener una licenciatura en educación física. Cuando llegamos a los Estados Unidos desde Cuba, trabajé largos turnos nocturnos en una licorería para ahorrar dinero, pensando en maneras de combinar mi título con mis conocimientos del idioma español. En mi comunidad vi una necesidad: Abrí el D&D Rehab Center para proporcionar terapia física, ocupacional y del habla a niños con necesidades especiales que hablan español.
 
Poco después de abrir las puertas, empecé a recibir más solicitudes de las que podía atender. Acción me proporcionó la ampliación de un préstamo empresarial por $10,000 para contratar más especialistas y ofrecer atención a más niños.
 
Hoy día contamos con veintiún empleados. La reacción de los rostros de los padres cuando ven el avance de sus hijos es lo que me impulsa a seguir adelante.

 
"Cuando necesitaba expandirme, llamé a Acción"
 
Después de mudarme a Chicago desde Guatemala, trabajé en varios centros de guarderías, obteniendo experiencia para el día en que pudiera abrir mi propio centro. Hace tres años, empecé My First Steps Daycare con un niño y una cama. Hoy tenemos siete camas. Mi hija y otro empleado trabajan conmigo, y cuidamos a nueve niños en total.
 
Abrimos desde las 6 a.m. hasta las 6 p.m., lo cual constituyen días largos. El creciente número de niños significaba que había llegado el momento de pasarlos de mi sala a su propio espacio separado. Cuando necesité fondos para expandirme, llamé a Acción. Mi préstamo de $10,000 de Acción me ayudó a alcanzar mi meta de tener una parte segura y hermosa de la casa diseñada sólo para mis niños. Esto completó la primera parte de mi sueño. Mi siguiente fase es poder cuidar a 15 niños.
 
 
"La gente de Acción ha sido como una familia"
 
Vine a los Estados Unidos desde Perú, donde obtuve un título en hospitalidad y negocios. En Miami, recibí una beca para un instituto universitario comunitario. Desde allí, me transferí a una universidad y estudié administración de empresas. He recolectado mi experiencia al trabajar en restaurantes y hoteles. Fui sous chef, y luego chef ejecutivo en un hotel.
 
Pero quería mi propio restaurante. Entonces, en 2010 y con $140 en la mano, preparé comida y puse un cartel. Treinta personas vinieron y probaron mi comida. Desde allí, empecé a comprar los equipos uno por uno. El negocio empezó a crecer, pero todavía necesitaba ayuda. En 2013, Acción me dio un préstamo de $4,000. No se trataba acerca del dinero, este préstamo era más valioso que eso; antes de obtenerlo, no tenía ningún crédito y el préstamo me ayudó a crear un fuerte historial crediticio. Ahora mi restaurante y negocio de catering puede servir a 500 personas. También abrí la Chef Waldo Foundation para ayudar a niños con cáncer, y llevé a cabo mi primera recaudación de fondos.
 

 

Empecemos

En sólo 15 minutos, podría unirse a los miles de otros propietarios de pequeñas empresas quienes realizaron sus sueños con Acción.